Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los mejores discursos de la historia: el de una niña de 13 años

Severn Suzuki, una gran oradora con tan sólo 13 años



¿Sabías que uno de los mejores discursos de la Historia de la humanidad lo ha pronunciado una niña de 13 años? Lo hizo en la ONU para denunciar el pasotismo de sus representantes y de los líderes mundiales ante el medio ambiente.

Pronunciar un discurso ante un público con prestigio y gran capacidad de tomar decisiones es una actividad que impone respeto. Si tienes 13 años y tu audiencia son los representantes de los países del planeta reunidos en Naciones Unidas aún puede imponer más. Y si, además, tu intención es darles un tirón de orejas a los líderes del planeta con tu conferencia, hace falta arrojo y valentía.

En esta ocasión te traemos un ejemplo de que cuando tienes un mensaje en el que crees absolutamente y una reivindicación que consideras justa, necesaria, imprescindible para la humanidad, tus palabras cobran una fuerza inusitada.

El impactante discurso de Severn Suzuki en la ONU

Esto fue lo que hizo una niña de 13 años, Severn Suzuki, en su discurso ante Naciones Unidas, en la cumbre de la Tierra, celebrada en Río de Janeiro en 1992. El discurso lo he encontrado en el blog de Enredados de elmundo.es. 

Te invito a que te fijes en la determinación que transmite con solo 13 años de edad, la seguridad con que habla, el ritmo tan certero que lleva y la actitud con que pronuncia el discurso.

Muchos adultos quisieran para sí esa seguridad y ese aplomo y yo me pregunto: aparte de muchas horas de ensayo y preparación ¿qué es lo que facilita a esta niña hablar con tantísima seguridad ante uno de los foros más importantes del planeta?

La respuesta creo que está en el propio mensaje, en el esfuerzo que han hecho para llegar hasta allí y en su motivación para lanzar su petición al mundo: un futuro más limpio con una Tierra más saludable.

El mensaje del discurso:

Fíjate en las frases tan contundentes que contiene el discurso.  “Perder mi futuro no es como perder unas elecciones o puntos en una bolsa de valores”, acompañado de historias personales y de situaciones cotidianas para todo ser humano, lo que le aporta una dolorosa cercanía. Y también habla de sueños, de cómo sueña ella el futuro.

El discurso tiene todos los elementos precisos para impactar, en tan solo 6 minutos y medio. Un lenguaje seleccionado con precisión de francotirador, una estructura donde se combinan historias personales, reivindicaciones, frases que te impregnan el alma, mensajes directos y retadores para el público que la escucha, un ritmo narrativo seguro, una modulación de voz bastante buena y un lenguaje corporal sereno.

Uno de los mejores discursos de la historia, pronunciado por Severn Suzuki cuando tan sólo era  una niña de 13 años.


Compartir